Agencia EFE, 16 October 2009

Pamplona - La ex parlamentaria afgana Malalai Joya ha pedido hoy en Navarra la retirada de las tropas de extranjeras situadas en el país asiático ya que según ha aseverado el pueblo "está atrapado entre dos enemigos: las fuerzas de ocupación y los talibanes".

Malalai Joya

Joya, que ha participado en un desayuno informativo organizado por la Comisión de Igualdad de Nafarroa Bai, ha argumentado que ante el posible aumento de tropas, "existen alternativas que Barack Obama podría considerar si su voluntad fuera ser honesto con el pueblo afgano".

Entre ellas, "no facilitar armas a los señores de la guerra", "dar todo el apoyo posible a las personas que creen en la democracia a través de la educación para conseguir algún día la emancipación del país", y "hacer que los países vecinos que apoyan el régimen fundamentalista no interfirieran en la política de Afganistán".

A ello ha sumado el fin de la ocupación de las fuerzas extranjeras, y ha añadido que resulta "ridículo" y "parece una broma" que Obama haya recibido el Nobel de la Paz.

Respecto al presidente del Ejecutivo español, José Luis Rodríguez Zapatero, ha comentado que le diría que "es, ha sido, y sigue siendo, responsable de crímenes de guerra en Afganistán porque han apoyado la política equivocada de los Estados Unidos".

Política que, a juicio de Joya, "no ha hecho otra cosa que continuar los crímenes de guerra y ha causado miles de muertos entre civiles, la mayoría de mujeres y niños".

Ha denunciado que la población ve que "representantes de países extranjeros vienen en visita oficial, se alojan en hoteles de lujo, viajan en vehículos blindados, y mantienen encuentros con oficiales del régimen del paja fundamentalista, pero, el pueblo afgano no saca nada bueno de esto".

Joya ha acusado a los presidentes de los países aliados de "ser hermanos de credo del régimen fundamentalista, terrorista, actual en Afganistán" y, asimismo, ha pedido a la población civil española que reclame al Ejecutivo que "no apoye a un Gobierno de mafia" y que solicite que "las ayudas en Afganistán vayan dirigidas a la educación de la gente que cree en la democracia".

Ha criticado que la producción de opio "se ha incrementado de forma dramática", ya que desde el 2001 ha pasado de 185 a 8.200 toneladas, y ha añadido que en la actualidad el país asiático produce "el 93% de la cantidad total que se consume en el mundo".

"Los señores de la guerra han encontrado esta vía para introducir la droga en las calles de Europa y Estados Unidos", ha dicho, tras lo que ha considerado que el aumento de la producción de esta sustancia "es tanto o más peligroso que el régimen taliban".

Asimismo ha argumentado que la principal preocupación allí "no es el hecho de tener que llevar o no burka, ya que la mayoría de las mujeres lo llevan por motivo de seguridad", y ha apuntado que "desde la ocupación los derechos de las mujeres están siendo violados constantemente".

Joya ha subrayado que "hoy por hoy la muerte de una mujer vale menos que la muerte de un pájaro", a la vez que ha destacado que la inmolación en el régimen fundamentalista "ha crecido de forma dramática".

La ex parlamentaria ha indicado que la información que llega a los países occidentales "está sesgada" y ha apuntado que "todos aquellos que osan denunciar la verdad sufren amenazas, son asesinados o son obligados a abandonar Afganistán".

Asimismo ha apuntado que "los medios de comunicación y las tropas se están ocupando de perpetuar una situación" para "acceder de forma mas fácil y llegar a controlar la situación en China, en Rusia y Pakistán, dónde hay intereses económicos relacionados con los recursos naturales".

Joya ha criticado que el Gobierno de Barack Obama busque "soluciones" en el país asiático a través de negociaciones con los "talibanes moderados", respecto a lo cual ha matizado que "los conceptos taliban y moderado no son compatibles"." Para la ex parlamentaria, las últimas elecciones "no tienen legitimidad porque han sido celebradas bajo la vigilancia de las armas, del imperio de las drogas, de la corrupción y el crimen", y ha denunciado que la "desesperanza" de la población ya que el "presidente está considerando la inclusión en su equipo de gobierno de personas consideradas criminales de guerra".

También ha criticado que "los partidos democráticos y los intelectuales independientes están en una posición muy débil", y ha recordado que ella fue expulsada del Parlamento porque "los señores de la guerra del régimen fundamentalista no toleraron mi presencia al decir la verdad y denunciar su presencia en el Parlamento".